lunes, 31 de diciembre de 2012

Nunca discuto

Compartir




“Nunca discuto con un hombre 
con el deseo de oirle decir lo que está mal, 
o ponerlo en evidencia y vencerle. 
Dondequiera que encuentro un oponente a mi debate 
rezo en silencio 
– Oh Señor, ayúdale 
para que la verdad fluya de su corazón 
y de su lengua, 
y asi, si la verdad está de mi parte, pueda seguirme; 
y si la verdad está de su parte, 
yo pueda seguirle”. 

~Imam Ash-Shafi’i


sábado, 29 de diciembre de 2012

Luz

Compartir





Si después de cometer un pecado 
hallas una oscuridad en tu corazón, 
sabe que en tu corazón existe una luz 
sin la cual no hubieras sido capaz 
de detectar esa oscuridad. 

- Ibn al-Jawzi

viernes, 28 de diciembre de 2012

Las dos últimas aleyas de la Sura Al-Baqara

Compart




Ibn Abbas (ra) dijo:

«Mientras el Ángel Gabriel (Yibril A.S.) estaba con el Profeta Muhammad sws, oyó una voz que venía desde arriba, y alzando la cabeza dijo:

‘¡Esa es una puerta del cielo que nunca había sido abierta hasta hoy! 
De esa puerta descendió un ángel.’ 
Luego dijo:
 ¡Ése es un ángel que nunca había descendido a la tierra hasta hoy!. 
Lo saludó y le dijo: 
‘Alégrate por estas dos luces que ningún profeta ha recibido antes de ti: Sura ‘La Apertura’ (Al Fatiha) y las aleyas finales de la sura ‘La Vaca’. Si las recitas y suplicas algo, serás respondido’.» 
Muslim, An Nasai

Narró Abu Mas’ud Al Badri (ra) que el Profeta dijo: 
“Las dos últimas aleyas de la sura ‘La Vaca’ serían suficientes para quien las recitara por la noche.” 
Al Bujari, Muslim

jueves, 27 de diciembre de 2012

Oh Allah

Compartir




Oh Allah…

Si me das la riqueza no me prives de la felicidad
Si me das la fuerza no me prives de la inteligencia
Si me das el éxito no me prives de la humildad
Si me das la humildad no me prives de mi honor


miércoles, 26 de diciembre de 2012

Lector del Corán

Compartir





Reconoces al lector del Corán 
porque permanece orando por la noche, 
mientras los demás duermen; 
observa el ayuno voluntario durante el día, 
mientras los demás no se privan de nada; 
medita a menudo, 
mientras los demás 
se dejan llevar por las distracciones 
de este mundo pasajero; 
llora, mientras los demás rien; 
permanece en silencio, 
mientras los demás mezclan lo verdadero con lo falso; 
es humilde, mientras los demás 
se exhiben con arrogancia. 
Aquel que lee el Corán es sabio y prudente 

- Abdullah ibn Mas’ud, (Hilyat al Awliyaa, pg110)


domingo, 23 de diciembre de 2012

El Coran te llama

Compartir




Una persona contempla desde la ventana abierta de su habitación el más hermoso paisaje que se pueda imaginar. Se extiende ante sus ojos como un verdadero paraíso…

Pero curiosamente no le viene nunca la idea de salir de su habitación para ir fuera, al encuentro de tanta belleza cercana.

Todo lo tiene ahí, accesible, gratuíto, sólo para ella, sin que tenga que esforzarse para alcanzarlo.
La persona está viva, tiene salud, tiempo libre...pero no se plantea franquear el umbral...
Va y viene, pasa constantemente delante de esa ventana y vuelve a pasar, se da cuenta del placer de estar alli, tan cerca de la belleza...pero permanece encerrada en su habitación, su único universo conocido, tan limitado, tan exiguo.

Los años pasan, sus cabellos se vuelven blancos y caen, como caen los pétalos de rosa y las hojas de los árboles a las que nunca se ha acercado, ni tocado, ni sentido...

Asi la persona ve llegar el final de sus dias, hasta que muere entre esas cuatro paredes cuya pintura se ha descolorido.

Esta persona es él, ella, el otro…es el Musulmán en su bonita casa, que aunque posee el Corán. Gracia Infinita, bien a la vista sobre la mesa del salón o en su habitación, nunca lo abre para leerlo, para llenarse de misericordia...

El Corán está ahí, a nuestro lado, cercano a nosotros, nos llama...

¿Responderemos a su llamada?


“Ha venido a vosotros, procedente de Allah, una luz y un Libro claro.
Con el que Allah guía a quien busca Su complacencia por los caminos de la salvación.
Y los saca de las tinieblas a la luz con Su permiso y los guía al camino recto”.
Coran 5, 15-16

viernes, 21 de diciembre de 2012

Luz del Alba

Compartir




Me levanto con la luz del alba
susurros de alegría en mi corazón y alabanzas en mis labios
En silencio en la penumbra me inclino, me postro ante Ti
Te llamo, oh Allah

Mis ojos ven tu belleza en las doradas luces del amanecer
Mis oidos escuchan el trueno glorificarte
El latido de mi corazón pronuncia Tu nombre
Respiro al compás de Tu recuerdo
Mi alma te conoce y te ama desde antes de nacer
Y sin Tu misericordia está perdida y abandonada

Dondequiera que me lleve esta vida
Mi súplica, oh Allah, es “guíame a la luz”
A Ti me vuelvo en la dificultad
Pues es tu cura y tu paz lo que anhelo

Todo lo que tengo y todo lo que soy es Tuyo y para Ti
Y a Ti volveré

Ya Rahman, Ya Rahim, Ya Hayyu, Ya Qayyum.


[Talib Al-Habib]

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Seamos como el sol

Compartir



Si caminamos en este mundo con la luz del sol, 
entonces iluminaremos la tierra.
Es con la Fe, 
el buen comportamiento del Profeta (aleyhi salat wa salam), 
y la invitación al Islam con sinceridad 
que nacerá en nosotros la Luz.

El sol tiene tres características: 
se mueve con una luz, 
se mueve continuamente 
y no obtiene ningún beneficio de aquellos a los que ilumina.

Asi debemos ser nosotros: 
movámonos con la Luz, 
movámonos continuamente 
y adoptemos este principio:
”no os pido nada a cambio de mi misión”.

“No os alimentamos sino por la faz de Allah, 
no buscamos en vosotros recompensa ni agradecimiento”.
Coran 76, 9

martes, 18 de diciembre de 2012

Madre

Compartir




Madre: “¿…y si perdiera la vista?”
Hijo: “Te llevaría al mejor hospital del pais”.
Madre: “¿Y si no consiguieran curarme?”
Hijo: “Te llevaría al mejor hospital del mundo”.
Madre: “¿Y si tampoco consiguieran curarme’”
Hijo: “Yo te cuidaría durante el resto de tu vida mamá”.
Madre: “Que Allah te recompense hijo mio”.
Hijo: “Mamá... ¿y si perdiera yo la vista?”
Madre: “Te daría mis ojos...”

De Abu Huraira, 
Allah esté complacido con él, 
que dijo el Mensajero de Allah, 
Él le bendiga y le dé paz:
"Vino un hombre al Mensajero de Allah, 
Él le bendiga y le dé paz y le preguntó: 
‘¡Oh Mensajero de Allah! 
¿De toda la gente, 
a quién le corresponde el mayor derecho 
a que se le haga el bien y se le dé compañía?’
Dijo: ‘A tu madre.’
Y dijo: ‘Después ¿a quién?’
Dijo: ‘A tu madre.’
Y dijo: ‘Después ¿a quién?’
Dijo: ‘A tu madre.’
Y dijo: ‘Y después ¿a quién?’
Dijo: ‘A tu padre’."

Lo relataron Al Bujari y Muslim.


sábado, 15 de diciembre de 2012

Allah, Al·Fattâh

Compartir



Si todas las puertas están cerradas ante ti, 
si toda la gente te dice: ''no hay esperanzas'', 
si todo el mundo se obscurece ante tus ojos 
y sientes que tus lágrimas te sofocan, recurre a Al·Fattâh.

Una vez que este significado se instale en tu corazón 
y llegues a conocer a Allâh con esta comprensión, 
serás entonces la persona más fuerte del mundo.

Dirígete a Él, humíllate, llora y prostérnate ante Él, 
así te abrirá todo lo cerrado si Allâh quiere. 
Él es Quien creó los cielos y la tierra. 
Es Él (Glorificado y Enaltecido Sea) Quien posee el poder de decir:

“La misericordia que Al·lâh dispensa para los hombres 
no hay quien la impida 
y la que Él retiene no hay, 
después de Él, quien la libere. 
Él es el Victorioso, el Sabio.” 
Coran 35, 2

Si Allâh te abre las puertas ¿quién puede cerrarlas? 
Si te abre la puerta de la misericordia 
para resolver tu problema, 
todas las fuerzas reunidas del mundo 
no podrán cerrar una puerta que Allâh ha abierto.


jueves, 13 de diciembre de 2012

Allah no nos prive de El

Compartir




Un hombre dijo al Hasan Al Basri: 

“Te he oido decir 
que si cometes un pecado 
Allah te priva de algo. 
Yo cometo todos los pecados 
que puedas imaginar 
y no hago muchas obras buenas. 
Tengo una bella esposa e hijos hermosos, 
poseo mucho dinero y tierras, 
y tengo éxito. 
Allah no me ha privado de nada, 
¿cómo es que tú dices entonces 
que Allah te priva por culpa de los pecados?

Hasan Al Basri respondió: 

¿Rezas qiyām’l-layl? 
¿te regocijas con tu oración? 
¿te regocijas con tus súplicas? 
Esta es la privación, 
que Allah te prive de poder comunicarte con El. ­

martes, 11 de diciembre de 2012

Las mujeres son como los zapatos

Compartir




Un hombre casado afirmó:
- Las mujeres son como los zapatos, 
las puedes cambiar y sustituir 
cada vez que lo desees...
Las personas que estaban a su alrededor 
se miraron entre si y, 
notando la presencia de un hombre sabio, 
le preguntaron:
- ¿Qué piensa de esta afirmación?
El hombre respondió diciendo:
- Lo que ha dicho este hombre es cierto, 
la mujer es como un zapato 
a los ojos de aquel que se considera a si mismo un pie...
mientras que es una corona de oro 
para aquel que se considera a si mismo un rey. 


domingo, 9 de diciembre de 2012

Allah nos pone a prueba

Compartir




Un diablo dijo a un hombre devoto: 
“Si verdaderamente crees en Allah 
¿por qué no te lanzas por un precipicio 
y le pides que te salve?

El hombre devoto le respondió: 
“Aléjate de mi. 
Es Su derecho ponerme a prueba, 
mientras que no es el mio ponerle a prueba a El”.


viernes, 7 de diciembre de 2012

Allah está contigo

Compartir



Mientras tu corazón, 
con una fe firme, 
de su preferencia a Allah, 
sobre todos los seres y las cosas de la tierra, 
nada ni nadie podrá nunca alcanzarte, extinguirte; 
incluso hundido en los abismos solitarios más negros, 
a tu lado se sentará siempre su Luz; 
incluso en las tormentas más temibles, 
su mano de hierro sabrá, 
sin traicionarte en el mar de los escollos, 
gobernar con fuerza el timón. 
Las pruebas, a cientos, te perseguirán 
hasta que la Gran Prueba, el Corán, 
te permitirá dominarlas, 
como domina con fuerza y belleza el coral 
la embestida de las olas. 
Todo esto es la Verdad, que no miente. 
Dondequiera que estés 
y quienquiera que seas, 
Allah está contigo, 
siempre, toda tu vida.


miércoles, 5 de diciembre de 2012

La belleza

Compartir



La belleza de la mente es el pensamiento
La belleza de la lengua es el silencio
La belleza del rostro es la devoción
La belleza del alma es el abandono de la envidia

La belleza de las palabras es la sinceridad
La belleza de la fe es la paciencia


lunes, 3 de diciembre de 2012

El amor por Allah

Compartir





Todos decimos que amamos a Allah, 
pero esa no es la cuestión.
La cuestión es: ¿Allah te ama? 
Por eso es extremadamente necesario 
poner nuestro amor a prueba, 
para tratar de entender 
qué lugar ocupa el amor por Allah en nuestro corazón.

Hagamos un simple test: 
si cuando pierdes la oración del Fajr 
te sientes tan mal 
como te sentirías si perdieras tu cartera 
con el dinero de tu sueldo y tus documentos, 
entonces tu amor por Allah es verdadero.
Pero si pierdes una oración tras otra 
y no sientes nada, 
entonces tu amor por Allah es inexistente.
Si deseas saber cuál será tu posición el Día del Juicio, 
observa qué lugar ocupa Allah en tu corazón. 

[Sheikh Assim Alhakeem]




sábado, 1 de diciembre de 2012

No seas avaro

Compartir



Aquel que es avaro de conocimiento 
es peor que aquel que es avaro de dinero, 
pues el segundo teme 
que pueda disminuir lo que posee, 
mientras que el primero es avaro 
de aquello que no disminuye cuando se gasta 
y que no se consume cuando se usa. 

– Ibn Hazm

jueves, 29 de noviembre de 2012

Por Allah

Compartir



Qué vida puede ser más buena 
que aquella en la que la persona 
junta todas sus preocupaciones en una sola, 
y sólo se preocupa 
por alcanzar la complacencia de Allah, 
despreocupándose de este mundo material. 
Su vida y su pensamiento 
están siempre en torno a Allah, 
anhelando siempre de Él, 
esperando su cercanía y su encuentro. 
Si habla, lo hace por Allah, 
y si calla, lo hace por Allah. 
Si escucha, lo hace por Allah, 
y si se mueve lo hace por y para Allah. 
Esos viven para Allah, 
mueren por Allah, 
y para Allah son resucitados. 

- Ibn Al-Qayim


martes, 27 de noviembre de 2012

Las acciones

Compartir





Abu Darda dijo : 

« Cuando el hombre despierta por la mañana, 
sus pasiones, sus acciones 
y su conocimiento se reúnen. 
Si sus acciones siguen a sus pasiones, 
su jornada será mala. 
Si, por el contrario, 
sus acciones siguen a su conocimiento, 
su jornada será buena”.

Tafsir al Qurtubi (6/168) 

domingo, 25 de noviembre de 2012

Se humilde

Compartir



¿Piensas que eres bello?, 
¿que eres rico?, 
¿que eres fuerte?, 
¿que eres independiente?
¿Piensas que no necesitas a nadie?
Y qué me dices de cuando mueras...
Necesitarás a alguien que lave tu cuerpo, 
que lo envuelva en una tela blanca, 
que te dé sepultura y lo más importante...
necesitarás a alguien que rece por ti.
Asi que no seas orgulloso, 
sé humilde en este mundo.
Recuerda que shaytan no era estúpido, era orgulloso. 

viernes, 23 de noviembre de 2012

Queremos

Compartir




Queremos llevar el hijab, o rezar más. 
Queremos ser guiados en nuestras decisiones. 
Queremos que nuestros hijos 
crezcan como buenos musulmanes. 
Queremos la misericordia y el perdón de Allah. 
Queremos tantas cosas...
y ese es precisamente el problema. 
Nuestras palabras se quedan en eso, 
en palabras, en buenas intenciones, 
en acciones que no llevamos a cabo.

“Si quieres algo para tu vida 
y no rezas tahajud por ello, 
entonces realmente es que no lo quieres”.
- Sheikh Yasir Qadi

Asi que, 
¿dónde estamos en esas horas cruciales antes del alba?

jueves, 22 de noviembre de 2012

Clases de personas

Compartir



Quien tiene un alma virtuosa 
y un gran corazón, 
es aquella persona 
que si le llega poco a su mano 
lo ve como si fuera mucho. 
Y quien tiene una alma mala 
y un corazón pobre 
es aquella persona 
que si le llega mucho a su mano 
lo ve como poco aún así sea mucho.

Para la segunda persona, 
lo lícito es lo que permite su mano 
y lo ilícito es lo que su mano prohíbe.
En cuanto a la primera, 
lo lícito es lo que Dios ha hecho lícito 
y lo prohibido es lo que Dios prohíbe.

- Sheikh Abdu Muhsan Al Abad


martes, 20 de noviembre de 2012

La oración es pesada...

Compartir



La oración es pesada, 
porque nuestras piernas y nuestras manos 
no son las que se tienen que levantar para rezar. 
Quienes se levantan para rezar 
son nuestro corazón y nuestra alma.

[Sheikh Abdullah Azzam]

domingo, 18 de noviembre de 2012

El conocimiento

Compartir



Ibn Qayyim Al-Jawziyyah solia decir: 

“Si el conocimiento tuviera un rostro 
sería más bello que el sol y la luna”. 

[Rawdatul Muhibeen, 301]

“Y di: ¡Señor! Concédeme más conocimiento”. 
Coran 20, 114